Seri­a incuestionable el increible exito cual tienen las plataformas